Los paneles japoneses opacos son la opción decorativa más adecuada para impedir el paso de luz del exterior, proporcionando una oscuridad total. El tejido opaco es ideal para habitaciones sin persianas y aportan la máxima expresión con los mínimos medios.

Además, este tejido posee ambas caras en la misma tonalidad, con un tacto liso y uniforme, que le dan un aspecto de mayor acabado por ambos lados. Es una tela de muy fácil mantenimiento, basta con utilizar un paño húmedo y frotar suavemente para conservarlo en perfectas condiciones.