El toldo en casa

El Toldo en casa, Mantenimiento

Usos adecuados para utilizar y mantener su toldo

La función de un toldo es protegernos del sol y crear espacios de uso en una vivienda. En condiciones climatológicas desfavorables un toldo debe de estar siempre recogido, sobre todo en instalaciones con incidencia de viento. El automatizar un toldo nos ayuda a protegerlo y evitar la mayor parte de los accidentes ocurridos por causa del viento.

Debemos tener en cuenta que sobre todo en los casos en los que el toldo no esta motorizado y no tiene sensores de seguridad, debe tener supervisión continua, es decir, no es aconsejable dejar el toldo abierto cuando no estamos en casa ya que puede cambiar el clima y ocasionar importantes daños en nuestro toldo.

Las lonas acrílicas tienen tratamiento hidrorepelente y pueden soportar pequeñas cantidades de agua pero en caso de fuertes tormentas, es necesario recoger nuestro toldo ya que se puede embalsar el agua y dañar los brazos, lona o estructura por el peso o por el viento. En caso de que la lona se moje, deberemos abrir el toldo cuando deje de llover para que esta se seque. No debemos tener la lona enrollada mojada ya que puede producirse moho y deteriorarse.

Se debe de comprobar siempre que no existen obstáculos en el momento de accionar el toldo, para que no interfieran en las maniobras de apertura y cierre del mismo. Nunca se debe de forzar el mecanismo de maniobra del toldo, ya sea manual o motorizado.

Para limpiar el toldo, aspiraremos regularmente la lona y los mecanismos para evitar acumulación de polvo. Si necesita una limpieza más profunda, utilizaremos un trapo humedecido en agua y un poco de jabón neutro, no abrasivo, no utilizar productos químicos.

Menu

Close offcanvas menu Close
1